Suspenden apertura de ferias en toda la provincia

Posted on diciembre 13, 2017, 7:35 pm

A través del decreto 1971/17 el gobierno de la provincia del Neuquén dictaminó que se mantenga la suspensión de la radicación de nuevas ferias, paseos de compras no artesanales o de formatos de comercialización similar en todo el territorio provincial.

Continúa vigente la medida dispuesta mediante el decreto 2265/15 que mantiene la declaración de alerta del sistema comercial de la provincia del Neuquén.

El subsecretario de Gobierno y Justicia, Juan Pablo Prezzoli manifestó que mediante este decreto “se da continuidad a una medida anterior” y dijo que “se genera una competencia que afecta a comerciantes locales que cumplen con las normas”.

El funcionario comentó que “se busca que los municipios se adhieran para favorecer el comercio local y la mano de obra local” y agregó que “la vigencia del decreto se mantendrá hasta tanto se sancione una nueva ley para cada municipio que se sume a la iniciativa”.

La medida reitera la instrucción a la dirección provincial de Rentas para que se abstenga de otorgar la inscripción, habilitación o alta sobre el Impuesto a los Ingresos Brutos, hasta tanto se dicte la ley que reglamente la actividad, a aquellos establecimientos comerciales de múltiples puntos de venta, ferias transitorias o permanentes, cooperativas de comerciantes y paseos de compras no artesanales.

También alcanza a aquellos establecimientos de superficies que tienen como propósito la disposición de locales internos en un mismo predio destinado a la venta de mercaderías, explotadas por sus propietarios y/o inquilinos y/o concesionarios, y que en su conjunto se encuentran ligados a un único responsable habilitado del predio, cuyas características no comprenden a galerías comerciales y/o centros comerciales que podrían instalarse en la provincia del Neuquén.

El decreto señala que “es política del Estado provincial controlar y hacer valer las garantías legales consagradas en el marco de las leyes 22.802, 25.156 y 24.240, de Lealtad Comercial, de Defensa de la Competencia y de Defensa del Consumidor respectivamente”. Además contempla que “se debe mantener el empleo registrado en aras del mantenimiento de la dignidad del trabajo y evitar la destrucción de puestos de trabajo formales”.

En otro párrafo del decreto se alude a las consecuencias negativas en diversos aspectos, como ambientales, sociales, culturales, comerciales, tributarios y de empleo que podría generar la instalación en la provincia de este tipo de establecimientos comerciales.