Continúan los derrames petroleros en YPF

Luego del gran derrame de hidrocarburos en Bandurrias ocurrieron otros en Santa Cruz y ayer en Allen, Rio Negro.

El derrame en Bandurria afecto 77 hectáreas y por esto, la provincia de Neuquén suspendió la licencia ambiental a la petrolera estatal YPF en la zona petrolera no convencional denominada Vaca Muerta. «Con la reciente sanción la empresa no podrá avanzar en ningún desarrollo en el área hasta que la autoridad de aplicación la vuelva a habilitar», señalaron desde el gobierno provincial. Es la primera vez en la historia que se emite una sanción de estas características.

Según la ONG ambientalista Greenpeace, que junto a la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) publicó imágenes satelitales del incidente ocurrido el pasado 19 de octubre, quedaron afectados «un mínimo de 85 mil metros cuadrados impactados directamente por el crudo, equivalente a 10 canchas de fútbol». Se trata de 77 hectáreas contaminadas, a sólo 11,5 kilómetros de la localidad de Añelo y del Río Neuquén.

Otro derrame de hidrocarburos se registró en el yacimiento Los Perales, el mayor campo petrolífero de YPF en Santa Cruz más precisamente en la zona de baterías de recepción denominada como Loma CUI 5. Es una zona de tanques de acopio y separación de agua de producción del campo, ubicado en la proximidad de Las Heras al norte de la provincia.

Luego de este incidente se produjo otro igual ayer sábado 1 durante la tarde en un pozo petrolero del yacimiento Estación Fernandez Oro, en la provincia de Rio Negro. Desde la empresa estatal, YPF, se informó a través de un comunicado que se está trabajando para controlar la fuga de gas y fluidos en el pozo EFO355.