Se vienen las altas temperaturas y también los insectos

Posted on enero 18, 2019, 11:11 am

Vienen días con altas temperaturas en la comarca y mantener la higiene en el hogar y sus alrededores, sin yuyos ni acumulación de chatarra es fundamental.

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través ministerio de Salud, informa que distintas especies de arañas, alacranes o escorpiones y víboras o culebras son parte de la fauna autóctona regional. Para evitar complicaciones es fundamental la higiene en el hogar y sus alrededores, como así también la elección de espacios recreativos despejados para evitar picaduras y mordeduras de insectos y animales venenosos – ponzoñosos.

En la región suelen aparecer animales venenosos – ponzoñosos además de los insectos más frecuentes como mosquitos y hormigas. Desde el departamento de Salud Ambiental y Zoonosis informaron que durante el año 2018 se notificaron en total 23 incidentes por animales ponzoñosos (21 producidos por arañas todos por Latrodectus / viuda negra; y dos producidos por ofidios Bothrops / yarará); mientras que en el 2017 hubo 19 notificaciones, de las cuales, 17 fueron picaduras de viuda negra y dos picaduras de Loxosceles /araña del rincón o violinista. En lo que va de 2019 se presentó un caso de picadura de araña viuda negra.

Asimismo, desde Salud recordaron que la provincia cuenta con todos los antivenenos necesarios distribuidos estratégicamente en hospitales cabecera de las distintas Zonas Sanitarias, según criterio epidemiológico.

Es importante tener en cuenta que no todas las personas reaccionan de la misma manera frente a una picadura o mordedura. Lo que se recomienda en general ante este episodio es retirar anillos, pulseras, tobilleras, zapatos y todo lo que pueda ser constrictor del miembro afectado; inmovilizar y elevar la extremidad y solicitar ayuda en algún centro de salud.

Lo que no se debe hacer es aplicar ligaduras y torniquetes; efectuar incisiones en la herida; cauterizar ni quemar la zona afectada; succionar el sitio de la mordedura; administrar medicamentos caseros; ni aplicar barro ni fomentos.

Ante cualquier eventualidad consultar rápidamente al hospital o centro de salud más cercano para recibir atención y tratamiento adecuado a la brevedad; o comunicarse con el número de emergencias médicas 107.

Para identificar los ejemplares que se sospechen como peligrosos (ofidios, arácnidos, escorpiones, etc.) deben comunicarse con el departamento de Salud Ambiental y Zoonosis al (0299) 4436899 para acordar la manera de reconocerlos.

Medidas preventivas

Los recaudos generales que se deben tomar son mantener un periódico aseo de las viviendas y alrededores, colocar alambre tejido en puertas y ventanas, mantener las viviendas libres de roedores, tener precaución al mover materiales abandonados en depósitos, elegir espacios recreativos despejados, usar insecticidas aprobados para su uso doméstico y producto repelente autorizado de insectos en la piel sobre todo en las áreas que están expuestas. También se sugiere evitar la acumulación de agua estancada, lugar en el que insectos como los mosquitos pueden reproducirse.

Para evitar picaduras de arácnidos como la viuda negra (Latrodectus) es necesario tener precaución al remover escombros, troncos caídos, piedras; así como ser cuidadosos al ingresar a la vivienda, tomar la leña o materiales que permanecieron en el exterior. Cuando se trabaje en zonas rurales usar camisas de mangas largas, guantes, botas o asegurar las botamangas de los pantalones con las medias.

La araña del rincón o violinista (Loxosceles) suele encontrarse detrás de cuadros, pizarrones, o elementos colgados en paredes por lo que es importante revisarlos periódicamente, así como revocar paredes y colocar cielorrasos en los techos. Antes de vestirse, colocarse el calzado o cualquier objeto depositado en el suelo se sugiere examinarlo porque suelen usarlo de albergue; y alejar las camas de las paredes.

En relación a los ofidios como las víboras yarará (Bothrops) o coral (Micrurus) se recomienda que si encuentra uno, no haga movimientos bruscos ni intente atraparlo (aunque parezca muerto ya que simulan esto para no ser atacados). También se pide no introducir las manos en cuevas de roedores, oquedades de árboles, grietas de piedra o lugares cubiertos de vegetación; ni levantar piedras o troncos con las manos sin protección. Otras recomendaciones son proteger a los predadores naturales de los ofidios venenosos (aves rapaces, algunas culebras); y en zonas endémicas usar botas gruesas, ya que, el 98% de las mordeduras se produce en las extremidades.

Los escorpiones o alacranes habitan bajo piedras, corteza de árboles, grietas del terreno, entre la leña, alcantarillas, etc.; por lo que se recomienda usar protección en las manos y pies. Generalmente, las picaduras ocurren en horarios nocturnos, más comúnmente en los miembros inferiores y ocasionan dolor local. Si bien todas las especies poseen veneno, cabe aclarar que los ejemplares que se encuentran en nuestra provincia (comunes de la región patagónica), no corresponden a Tityus trivittatus, única en Argentina que puede implicar riesgo importante para la salud humana y que se halla solamente en zonas subtropicales de Argentina.